Depresión


La depresión es muy común entre los jóvenes y adultos, algunos piensan que no son escuchados, otros que no encuentran el sentido del vivir, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida, la persona aquejada de depresión puede no vivenciar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. Su origen es multifactorial, aunque hay que destacar factores desencadenantes tales como el estrés, una elaboración inadecuada del duelo o incluso el consumo de determinadas sustancias (abuso de alcohol o de otras sustancias tóxicas).

La depresión puede tener importantes consecuencias sociales y personales, desde la incapacidad laboral hasta el suicidio.

Clasificación:

Trastorno depresivo mayor

  • Criterio A: La presencia de por lo menos cinco de los síntomas siguientes, durante al menos dos semanas:
  • Estado de ánimo triste, disfórico o irritable durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días
  • Anhedonia o disminución de la capacidad para disfrutar o mostrar interés y/o placer en las actividades habituales
  • Disminución o aumento del peso o del apetito
  • Insomnio o hipersomnio (es decir, dificultades para descansar, ya sea porque se duerme menos de lo que se acostumbraba o porque se duerme más; véanse los trastornos en el sueño)
  • Enlentecimiento o agitación psicomotriz
  • Astenia (sensación de debilidad física)
  • Sentimientos recurrentes de inutilidad o culpa
  • Disminución de la capacidad intelectual
  • Pensamientos recurrentes de muerte o ideas suicidas
  • Criterio B: No deben existir signos o criterios de trastornos afectivos mixtos (síntomas maníacos y depresivos), trastornos esquizoafectivos o trastornos esquizofrénicos.
  • Criterio C: El cuadro repercute negativamente en la esfera social, laboral o en otras áreas vitales del paciente.
  • Criterio D: Los síntomas no se explican por el consumo de sustancias tóxicas o medicamentos, ni tampoco por una patología orgánica.
  • Criterio E: No se explica por una reacción de duelo ante la pérdida de una persona importante para el paciente.

Trastorno distímico

  • Criterio A: Situación anímica crónicamente depresiva o triste durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días, durante un mínimo de dos años.
  • Criterio B: Deben aparecer dos o más de estos síntomas:
  • Variaciones del apetito (trastornos en la alimentación)
  • Insomnio o hipersomnio (es decir, dificultades para descansar, ya sea porque se duerme menos de lo que se acostumbraba o porque se duerme más; véanse los trastornos en el dormir)
  • Astenia
  • Baja autoestima
  • Pérdida de la capacidad de concentración
  • Sentimiento recurrente de desánimo o desesperanza (véase desesperanza aprendida)
  • Criterio C: Si hay periodos libres de los síntomas señalados en A y B durante los dos años requeridos, no constituyen más de dos meses seguidos.
  • Criterio D: No existen antecedentes de episodios depresivos mayores durante los dos primeros años de la enfermedad. Si antes de la aparición de la distimia se dio un episodio depresivo mayor, éste tendría que haber remitido por completo, con un periodo posterior al mismo, mayor de dos meses, libre de síntomas, antes del inicio de la distimia propiamente dicha.
  • Criterio E: No existen antecedentes de episodios maníacos, hipomaniacos o mixtos, ni se presentan tampoco los criterios para un trastorno bipolar.
  • Criterio F: No hay criterios de esquizofrenia, de trastorno delirante o consumo de sustancias tóxicas (véase adicción).
  • Criterio G: No hay criterios de enfermedades orgánicas.
  • Criterio H: Los síntomas originan malestar y deterioro de las capacidades sociales, laborales o en otras áreas del funcionamiento del paciente.
Anuncios

Etiquetas: , ,

About Kato

En busca de lo que quiere, perdiendose con lo fácil y emocionándose con lo feo. Así es Kato.

2 responses to “Depresión”

  1. Drea says :

    No sé de dónde has sacado una información tan concreta, pero me parece interesantísimo. Muchos podrían usarlo como una especie de baremo antes de decidirse a acudir a un especialista. Puede servir para que alguien detecte si una persona cercana está deprimida o sólo “de bajón”, o incluso como autoanálisis, en caso de duda.

  2. enatorv says :

    Hola Kato. Dias de no saber nada de ti. jeje
    Estoy muy deacuerdo con Drea, la información tras ser interesantisima puede ser de mucha ayuda a algunas personas a detectar esta “enfermedad” Bueno asi lo considero!

Deja un comentario, siempre y cuando no sea ofensivo a nadie.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: